martes, 14 de abril de 2009

normalidad

Hola,¿que tal va todo?
La verdad es que tengo el blog un poco abandonado,pero en fin...¿que queréis que os diga?.Mi vida esta en un impas,de momento,hasta que la situación económica mejore y pueda recurrir a una clínica privada.(Que es el único recurso que me queda).
Os contare,que acabo de volver de unas "vacaciones".Lo pongo entre comillas,porque no se si ir a visitar a mis padres,que hacia un año que no los veía,se pueden considerar vacaciones.Además he ido sola,porque mi marido ha tenido que trabajar así que...Pero bueno,no he estado mal,los mimos de mama siempre se agradecen.
He aprovechado para pasar tiempo con mis sobrinos,que se hacen mayores a pasos agigantados.No me creo que mi sobrina tenga quince años...Si hace nada era pequeñita,y la llevaba en brazos.Y ahora me pide prestado el brillo de labios...
Siempre vuelvo con la sensacion de que el tiempo se me escapa de las manos,de que la fecha de caducidad se acerca.Tenia la ilusión de que mi hijo,jugaría con sus
primos.Pero sus primos van creciendo,y si el alguna vez llega, los vera mas como tíos que como primos.
También he tenido que enfrentarme a la eterna pregunta,(es un pueblo pequeño y todo el mundo se conoce),¿Y tu no te animas a tener niños?.O la otra,¿Tu no tienes hijos?.
Dos versiones,la misma tortura.
Menos mal que con el tiempo una se va haciendo inmune a estas cosas.
Me riñe mi madre,porque me he vuelto una descreída.(Y bastante cínica también).Ya creo en pocas cosas,cada vez en menos.Siempre dice que Dios me castigara por algunas cosas que digo,o hago.Pero yo le digo,que ya lo hizo.
Bueno,tampoco es que me dedique a pecar a lo grande por ahí,digamos que son pecadillos sin importancia...saltarme la vigilia y cosas así,ja,ja...
Y ahora,poniéndome seria y hablando de Dios,si es verdad que existe ¿por que es tan cruel?.Lo digo porque tengo una amiga,que después de mucho sufrimiento,muchos tratamientos y muchas lágrimas,al fin consiguió su embarazo.Y cuando aun no le había dado tiempo a creerselo,resulta que algo va mal.
Ahora le dicen,que el feto no es todo lo grande que debería ser y que tiene que esperar para confirmar si el embarazo sigue adelante o se ha detenido.
¿Os podéis imaginar algo mas duro? No saber si estas embarazada o no.¿Donde esta dios en estos casos?.Yo como buena "atea",aun confió en un milagro.
Bueno,de momento nada mas.
Un saludo.
P.D: Cruzando los dedos para Marta.