jueves, 28 de mayo de 2009

Mi madre

Hola ¿Que tal va todo?
Hoy quiero hablaros un poco de mi madre.Supongo que mi madre,es como todas las madres,ya sabéis esas mujeres que se desviven por sus hijos.Para ella lo primero siempre hemos sido nosotros.Incluso después de habernos convertido en adultos,ella a seguido preocupada por nosotros,y en muchos casos sacándonos las castañas del fuego.Cosa que no creo que sea bueno,por cierto.Yo creo que cada uno debe asumir las consecuencias de sus actos,pero ella aun nos ve como niños.
Nosotros somos cuatro hermanos,yo soy la segunda.Si,el "segundón" que terrible.Primero llego mi hermana,y cuando fueron a por la parejita,aparecí yo.Que desilusión...fueron a por el niño,llego.Y después el cuarto,niño también.Así que he crecido con la sensacion de no tener claro mi lugar.Ni era la mayor,ni era el primer niño,ni era la pequeña...
Bueno,valla rollo estoy soltando.El caso es que siempre he estado muy apegada a mi madre.No se si sera,por esa necesidad de demostrar que era una buena niña,tal vez para que supieran que estaba ahí,no se.Por eso creo que mi madre me protegía un poco mas,porque no le daba "dsgustos".
A mi me gustaba mucho estar con mi madre.Cuando salia de trabajar,la llamaba por teléfono y quedabamos para dar un paseo o tomar un cafe..
Desde hace unos doce años,mis padres viven a novecientos kilometros de distancia.Y en muchas ocasiones ,echo mucho de menos a mi madre.Hay veces que estoy triste,como hoy y necesito hablar con ella.Por supuesto que yo nunca le digo que la llamo por eso.Se que se pondria triste tambien,y no veo la necesidad.Asi,que la llamo con cualquier pretexto,porque despues de un ratito hablando con ella me siento mejor.
Por un ratito,vuelvo a tener quince años,y la vida no es tan dura.
Nunca se lo he dicho,pero la quiero muchisimo.Ojala no se hubiera ido tan lejos.No sabe la suerte que tiene la gente que puede ve a su madre todos los dias.
Un saludo.

3 comentarios:

  1. Hola Carmen te acabo de responder a un post que escribiste en el 2007en el que decías que te despedías (esque soy un poco nueva en esto de los blogs y me he liado). De todas formas suscribo lo que te decía, que no te rindas con tu sueño y que espero seguir leyéndote y algún día espero que cercano te conviertas en madre. Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Alaia!
    No te preocupes por lo del otro comentario,a mi me gusta que me escribais.No importa en que post contestes,a mi me llegan a mi correo asi que los leo todos.Espero que te haya gustado el blog,y te haya podido ayudar en algo.Seguire escribiendo,aunque a veces me valla un poco "por los cerros de Ubeda".Te mando muchos animos,y ojala que esta vez te salga bien.Y si no,no te rindas,yo no lo he echo aun.
    Mi testimonio de momento es el del fracaso,pero tambien sale bien,a veces, asi que hacia adelante.
    Un beso,y cruzare los dedos por ti.
    ¡ANIMO!
    Carmen.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Carmen, me siento muy identificada con todas las cosas que cuentas, supongo que todos los que estamos en esto sentimos cosas parecidas. Yo ahora mismo también tengo el corazón como un alfiletero, lo que pasa que la "gente fértil" no se da cuenta de que te hacen daño y qué cosas te hacen daño, no es culpa suya pero para nosotras es inevitables sentirse heridas.
    Muchos ánimos a tí también!

    ResponderEliminar

si te interesa o tienes algo que comentar adelante