sábado, 6 de septiembre de 2008

lorito,lorito


Hola,¿Que tal va todo?.
Bueno siguiendo con las anécdotas que os dije el otro día,( mas que nada para que penséis en otra cosa durante un rato),voy a contaros esto que me paso hace como un par de años.
Ya os he dicho, que trabaje con mi marido y su camión durante muchos años.Cuando parábamos a repostar(casi siempre en los mismos sitios)teníamos por costumbre, que mientras el se quedaba fuera dándole un repasito a los cristales y demás,yo entraba dentro e iba pagando etc...
Había una gasolinera en la que llevábamos parando poco tiempo,con lo cual yo aun no conocía a todos los empleados,pero si conocía a "Roky".Y ¿quien es Roky?,pues Roky era un lorito precioso y enorme que tenían allí como mascota.Hablaba mucho,cada vez que entrabas te saludaba con un "holaa" (aquí ponerle voz de loro),normalmente estaba en su jaula,pero también lo sacaban de vez en cuando.
Un día,entro como siempre a la tienda, y allí estaba Roky en su jaula, en un pasillo entre estantes, medio escondidillo.Detrás del mostrador y de espaldas a mi había un chico(que yo creía que trabajaba allí),y que por lo que me pareció trataba de arreglar una maquina de algo...no se.
El caso es que entro yo y muy educada digo:
-Hola.
Y el chico se gira y me dice:
-Hola.
Pero entonces nuestro amigo Roky decide entrar en acción,y empieza.
-Holaa.
Y el chico,se gira de nuevo me mira y me sonríe a la vez que me hace un gesto con la cabeza en plan saludo.Claro yo le correspondo,no faltaria mas,para educada y simpática yo.
Y Roky,
-Holaaa.
Y el chico,de nuevo se gira y me repite el saludito,(yo, en este punto empezaba a sospechar de las buenas intenciones del mozo),y cada vez mas incomoda le correspondo,empezando a preguntarme porque demonios no me cobraba de una vez,para poder largarme.
Y Roky,
-Holaa
En ese momento sale de la trastienda una de las empleadas a la que si conocía, y dice,
-Hola Rokyyy.
El chico se la queda mirando con cara de perplejidad,y la chica le aclara.
-Se lo digo al loro.
Y el,
-¿A que loro?
-A este-le dice enseñándoselo.Y el chico,en plan ala que chulo,que gracioso como habla....bla bla bla...
Pero el caso es que hay me di yo cuenta, ¡de que el pensaba que los saluditos estúpidos se los hacia yo!Osea mientras yo pensaba que el era un tio raro,el pensaba que yo era una tarada y me seguía la corriente.
En fin,me reí bastante para que voy a negarlo,le pregunte a mi marido¿De verdad tengo cara de ser un poco tonta?El, que es muuuyyy gracioso me dijo:No me hagas hablar.
Bueno,espero que os guste la anécdota.Otro día os contare otra de animales parlantes.
Un saludo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

si te interesa o tienes algo que comentar adelante